07_SUGERENCIA PARA EL REGLAMENTO DE LA AGRUPACIÓN DE PERITOS Y FORENSES DEL COACYLE

La actividad profesional en el campo del Urbanismo, la planificación y la Ordenación Territorial, materias que felizmente venimos desarrollando en este país los arquitectos de forma singularmente pre-eminente en los equipos multidisciplinares, van siendo inequívocamente objeto de creciente especialización (desde la formación hasta la praxis profesional en todas las esferas). Es por ello reivindicación largamente perseguida la necesidad de que en los colectivos, asociaciones y otros órganos profesionales, se fomente o al menos facilite la creación de grupos o equipos especializados en las disciplinas urbanísticas. No se trata de restar por segregación sino de transmitir adecuadamente la adaptación de los arquitectos a los complejos requerimientos sociales (como otros tantos colectivos profesionales en los que todos buscamos el conocimiento especializado), algo bien contrastado en la propia actividad pericial. Los “servicios” que debe prestar la Agrupación de Peritos deben procurarse con las máximas garantías de calidad, trascendiendo el objetivo de la simple captación de trabajo. Sólo así recuperaremos el crédito –muy desvaído en el mundo procesal y en las instancias jurídicas- que nuestra formación y ejercicio profesional generalista (con sus innegables virtudes, vicios y anacronismos…) ha ido generando.  Es por ello que, aunque suponga materia de debate y organización posterior de la propia agrupación, la estructuración en campos de actividad –probablemente de pertenencia global o selectiva voluntarias-, al menos desde los principios (objetivos profesionales) debería considerarse y hacerse mención a la necesaria especialización de las materias periciales, refiriendo las urbanísticas. En el borrador circulado no aparece referencia alguna a esta actividad, cuyo campo de expansión y difundido crecimiento en el mundo judicial no hace falta recordar en estos atribulados tiempos.

Pienso y presento lo que propongo desde la propia experiencia profesional, que presumo ya suficiente (como urbanista y como perito) y desde su confrontación y debate con otros muchos profesionales de esta especialidad.

Gregorio Vázquez Justel

Presidente Agrupación de Arquitectos Urbanistas COACyLE

 

 

Comentario (1)

  1. Jose M. Martínez Iranzo.

    Desde la experiancia de los últimos años ( los de pobre y escasa pero tambien aquellos otros de rica y excsiva actividad) de los que profesionalmente nos dedicamos al sector de la planificación , ordenación y desarrollo urbanístico, es innegable la necesidad de la praxis en esta materia desde equipos pluridisciplinares que garanticen un resultado al menos profesional, eficaz y agil en la gestión y aval de unos mínimos requisitos de fiabilidad, viabilidad y rigurosiad de contenidos y conceptos derivados de la legislación aplicable en ese momento.
    Y estoy absolutamente de acuerdo que si queremos formar un proyecto que avale y acredite a determinados profesionales en el ámbito específico de la PERICIAL, es por supuesto necesario un análisis minucioso de las distintas especialidades y su inevitable interacción , en muchos casos solape y en no pocos interdependencia en función de la materia que determine la finalidad de la prueba pericial.
    Creo no es preciso mencionar que los desarrollos urbanos en su gestión y tramitación han sido determinantes los factores tanto de conocimiento socio-económico del medio como sus características geográficas, sus recursos y en cuanto a su resultado final ya se ha confirmado como la planificación, clasificación, ordenación y calificación del suelo han de contar inseparablemente con estudios minuciosos de impacto ambiental y paisajístico, evolución social de su población, viablilidad y sostenibilidad de las operaciones económicas que se establecen y que de ello derivan, etc.
    Y la mayoría de las pruebas periciales en torno a las actividades urbanísticas necesitan de especialistas no solamente en una determinada, sino en varias: valoraciones urbanísticas, gestion y disciplina urbanística, configuración de planeamiento,tipología y usos, etc. Por lo que tal especialidad en urbanismo no se puede obviar en materia de la pericia forense.
    Pero tal y como va dirigida la legislación en esta materia, con la recientemente aprobada Ley de las RRR tanto estatal como de nuestra Comunidad que en este caso ha sido vanguardista, es evidente que estas necesidades en “un crecimiento interior de la ciudad” van a ser decisivas en el éxito de la gestión de las unidades afectadas o elegidas como modelos tanto en rehabilirtación, como en regeneración o renovación urbanas tal y como quedan definidas y se intentan desarrollar en la ley: La trascendencia de los deberes de conservación, la importancia informativa del IEE, la necesaria intervención del Informe de viabilidad económica, hacen de estas intervenciones un carácter absolutamente multidisciplinar a la vez que obliga a mi modo de entender actuaciones de distintos ámbitos de distintos agentes intervinentes.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *